Vehículos experimentales de Mercedes Benz

20 Posted by - 5 June, 2013 - Automovilismo, Autos, Historia, Mercedes-Benz, novedades

Los vehículos experimentales Mercedes-Benz definen nuevos estándares. El F100 del año 1991 es el primer automóvil de la serie «F». Sus rasgos distintivos: puesto de conducción con asiento individual en el centro y un ordenador de a bordo que distingue entre tres prioridades de seguridad. No menos espectacular son el sistema de mando fónico, el sensor de radar para regulación de distancia, laf12 llamada automática de emergencia, las células solares sobre el techo y el limpiaparabrisas paralelo, que se desplaza en dirección transversal sobre el cristal. Estas innovaciones, revolucionarias en 1991, se han convertido en realidad en muchos casos y confirman la importancia de la investigación para alcanzar el liderazgo técnico.

El número dos llegó en 1996 con el nombre de F 200 Imagination. Un coupé vanguardista rematado por una cúpula de cristal. Gracias al sistema «drive-by-wire», el conductor dirige y frena el vehículo con uno de los sidesticks situados en la consola central y en el revestimiento interior de la puerta. Otras innovaciones son el control activo de la suspensión ABC, cámaras de vídeo en vez de retrovisores, puertas que se abren de forma automática siguiendo las órdenes de una tarjeta magnética (predecesoras del «KEYLESS GO»), airbags laterales, los actuales windowbags y las luces activas que también forman parte de la oferta actual.

En 1997 aparece el triciclo F300 Life-Jet, que desconcierta al público con su control activo del balanceo de las ruedas delanteras ATC. Con su ayuda, puede tumbarse en las curvas como si fuera una motocicleta. Los ocupantes entran a través de puertas normales y se autiringosientan uno delante de otro, como en una moto. El puesto de conducción del Life-Jet es similar al de un avión. Un motor de la Clase A situado detrás del habitáculo transmite la fuerza a la única rueda trasera. El reflector del faro controlado por ordenador sigue siempre el trazado de la carretera: se acabaron los agujeros negros al tomar curvas.

 

En 2002 llega el F400 Carving. Un bólido purista para dos personas con capó alargado y extremadamente plano, zaga corta e interior resistente a los fenómenos meteorológicos. En este caso, la estabilidad de marcha sigue estando en primer plano con el control activo del balanceo de los neumáticos ATTC, el ajuste activo del ángulo de caída de las ruedas de ambos ejes al tomar curvas o al decelerar bruscamente para frenar. Las ruedas del exterior de la curva se inclinan lateralmente con ayuda de un ordenador hasta un máximo de 20°. Los revolucionarios neumáticos de perfil asimétrico no ruedan apoyados sobre el borde interior, sino sobre las bandas de rodadura instaladas ex profeso para tomar curvas y dotadas de un coeficiente de fricción particularmente elevado. Tanto las ruedas en el interior de la curva como la carrocería permanecen en su posición normal. En función de la velocidad y el radio de la curva, este automóvil alcanza cotas inéditas de estabilidad, seguridad, velocidad y dinamismo. Otras particularidades son la dirección electrónica «Steer-By-Wire», el cambio de marchas electrónico «Shift-By-Wire», que se maneja mediante levas situadas en el volante, y una red de a bordo de 42 voltios.

En 2003, Mercedes-Benz presenta en el Tokyo Motor Show el F500 Mind. La moderna berlina de cuatro puertas con carrocería Fastback es un auténtico laboratorio de investigación sobre ruedas, con más de doce tecnologías avanzadas que anticipan la seguridad, la propulsión y el confort de los futuros turismos de Mercedes-Benz. Un aspecto destacado es la propulsión híbrida, que precisa hasta 20% menos combustible y genera menos emisiones que los motores convencionales, sobre todo en ciudad. Otro tema importante son los innovadores sistemas de asistencia a la conducción: entre otros, un asistente para visión nocturna, un innovador concepto de manejo visualizado con pantalla multivisión y un sistema de información para el conductor basado en ultrasonidos.

 

El interior del laboratorio de investigación sobre ruedas F500 Mind está equipado con una mesa de trabajo abatible hacia atrás, incluyendo ordenador. De ese modo, el investigador que ocupa la plaza trasera puede supervisar y controlar todos los sistemas y llevar a cabo mediciones durante los recorridos de prueba.

En el F600 HYGENIUS presentado en Tokio en 2005 trabaja una pila de combustible, que convierte el hidrógeno en energía eléctrica con alto rendimiento. El consumo de hidrógeno corresponde a un equivalente energético de 2,9 litros de diésel, y la autonomía es de unos 400 km. El F600 HYGENIUS prepara el camino de la movilidad del futuro, pues el hidrógeno puede generarse con un balance ecológico neutro.

Pero el F600 HYGENIUS puede mucho más. Es una central móvil, con una potencia eléctrica de 66 kW, suficiente para suministrar la electricidad que consumen varias viviendas unifamiliares. Una toma de corriente de 110/220 voltios en la tapa del maletero permite conectar diversos equipos eléctricos.

 

 

 

 

 

 

 

Fuente-la mercedes-benz 

Por Hermer Mercedes-Benz 

No comments

Leave a reply